¿Que vuelvan los 90? Al menos volvió el fútbol chileno a TVN

Fue el sábado 21 de octubre del año 2000, pocas semanas después de la medalla de bronce del fútbol en Sidney y en medio de una espectacular campaña de la Universidad de Chile de César Vaccia. Con el empate 2-2 entre O’Higgins y Palestino en el viejo El Teniente de Rancagua, la Televisión Nacional de Chile, como diría Pedro Carcuro, terminó con las transmisiones en vivo por la TV abierta tras casi seis años acompañando las tardes o noches de los sábado. Luego serían reemplazados por partidos en diferido hasta fines del año 2002, después del Zoom Deportivo y poco antes del Buenos Días a Todos en la madrugada de los lunes. Fernando Solabarrieta y Patricio Yáñez, con un ánimo que atravesaba la pantalla, relataban los partidos con el resultado puesto. Los tiempos verbales en presente y pasado inundaban la transmisión.

Foto: Fútbol de Antes

Televisión Nacional se había adjudicado el fútbol chileno en 1995 en reemplazo de Megavisión. Eso sí, el equipo comandado por Milton Millas, Héctor Vega Onesime, Juan Manuel Ramírez, Marcelo González, Eugenio Cornejo e Ingrid Sufán tenía los derechos exclusivos desde 1992. Ya para 1995 se sumaría la televisión por Cable, por lo que el operador Cable Express transmitiría los otros dos partidos de equipos grandes que no fueran por la señal que tendría a Pedro Carcuro y Sergio Livingstone como hombres ancla, y que con el tiempo se le sumarían Juan Ramón Cid, Ignacio Hernández, Patricio Yáñez, Juan Manuel Ramírez, entre otros. ¿En cancha? Rostros como Karim Nur, Darío Cuesta, Fernando Solabarrieta y Alejandro Machuca acompañarían con los pormenores. ¡Morrocotudo! sería el slogan que usaría el canal público para anunciar que tendrían el fútbol chileno en sus tiempos más recordados. En su primer año, sumaron el programa satélite «Los Protagonistas». Lo que hoy sería «La Previa».

Claro, los Carcuro, los Livingstone y demases, acompañados por la musiquita después de cada gol, al más puro estilo del fútbol brasileño, estuvieron durante casi seis temporadas. Con el tiempo, y más cerca de Francia 1998, las transmisiones también sumarían tecnología como el recordado “Virtual Replay” o la “Jugada Virtual”. Unos dibujitos animados que emulaban las jugadas originales, además de mediciones de distancia y velocidad que, según ellos, era la tecnología que se usaba en la guerra para medir el acercamiento del enemigo y hasta los mismos misiles. Eran los 90, no había RRSS, el internet era escaso. Había que creer.

Lo cierto es que con tecnología o sin tecnología, el fútbol chileno de TVN es de los más recordados. Era la época de Gorosito, Acosta, Rodríguez, Espina y los que siempre nombramos cuando hablamos de la añorada década. Pero también el canal que transmitió el golazo de Claudio Borghi a Wanderers, apoyado por el relato de Carcuro y el “Gracias Bichi por jugar en Chile”. O la remontada de la UC ante Puerto Montt en 1997, clave para el título del Apertura. El empate 3-3 entre Wanderers y Universidad de Chile en 1998 con el Leo Rodríguez yendo al baño, la rifa de la vaca en Osorno, la chilena de Rubén Vallejos en Playa Ancha, los primeros partidos nocturnos en El Salvador en 1999 ante la U y la UC, los goles del Coke Contreras en Concepción, el empate de Claudio Maldonado en Calama en 1999 cuando los loínos se defendían con ocho jugadores en cancha. ¿Común denominador? Solo partidos que no se jugaron en Santiago, con el mensaje “Este duelo no se transmitirá en la Región”. El sueño del hincha era que el estadio se llenara y abrieran la señal para su ciudad. Eso pasaba más en la época de Megavisión, donde sí daban hasta duelos importantes en el Nacional, como la U-UC del 94, o en el Monumental, como el Colo Colo – Unión Española de 1993.

Este 2022 el fútbol chileno del campeonato nacional vuelve en vivo a TVN. Ya dieron la final de la Copa Chile 2015 con relatos de Pato Barrera, pero esta vez será una cita semana a semana. Basta saber si se colgarán de la señal de TNT Sports, tal como lo hizo Chilevisión en años anteriores, o transmitirán con rostros propios. Lo màs seguro es que la señal de Turner le entregue la señal limpia, con sonido ambiente, y TVN ponga su relator y comentarista propio, sin periodista de cancha. Gustavo Huerta sería el relator y Fernando Tapia o Sergio Pinto los comentaristas. No son pocos lo que piden a Pedro Carcuro, al menos para algún duelo particular. Esta vez, y a diferencia de los 90, no se transmitirán a los equipos grandes, pero sí se abren a duelos en la Región Metropolitana. Algún clásico de Colonia, un Coquimbo – La Serena o un O’Higgins – Curicó podría ir por fin por la TV abierta. El primer paso para soñar con que se abra la señal en algún duelo un poco más importante. La misma ilusión del público de regiones por allá por la década del 90.

Un comentario sobre «¿Que vuelvan los 90? Al menos volvió el fútbol chileno a TVN»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *