El primer Juan Lucero: El argentino que heredó la 8 de Espina

Fue el sábado 10 de julio del 2004, en la mitad de la Copa América de Perú y dos semanas después del título de la U en el Apertura con penal de Johnny Herrera en Calama. Fue ese 10 de julio, ya en el segundo semestre del año, que el Cabezón Marcelo Espina se retiró oficialmente del fútbol en un partido de la PreSudamericana ante Universidad Católica y televisado por Mega. Dejaba atrás una década en el club al que llegó a inicios de 1995, con un paso intermedio con el Racing de Santander de España. En su ausencia la 8 fue para Cristián Uribe, a quien José Luis Sierra le había quitado la 10 tras su regreso en el 1999 desde los Tigres de México. También la usaron Héctor Adomaitis y Hernán Rodrigo López en el 2000

En el Clausura de 2004, inmediatamente después del retiro del argentino, nadie usó la 8. Los más afiebrados pensaron incluso en quitarla en homenaje al Cabezón. La idea duró poco, porque a inicios de 2005, y con Espina ahora como DT, la camiseta 8 le fue asignada a Juan Manuel Lucero, un habilidoso atacante argentino que venía desde Coquimbo Unido. Fue el primer Juan Lucero de Colo Colo, equipo que en 2022 espera por los goles de Juan Martín Lucero.  ¿El Lucero bueno?

La crítica de estos días es injusta con Juan Manuel. El Lucero del 2004 en Coquimbo era un jugadorazo haciendo dupla de ataque con Marcelo Corrales. Mendocino, había debutado en el fútbol profesional con los Piratas en el 2002. Para muchos ha sido uno de los jugadores más habilidosos que ha tenido el cuadro amarillo de la Cuarta Región. En Colo Colo pocas veces pudo ser delantero. Tirado muchas veces al mediocampo, al igual que el Bocha Carrasco, cedió los puestos de atacante a Héctor Tapia, Germán Real y Juan Gonzalo Lorca. Ese equipo albo no pudo superar la Pre Libertadores ante Quilmes, mientras que en el Apertura 2005 se fue en cuartos de final ante el Huachipato de Millar y Mancilla. En ese torneo Lucero jugó once partidos e hizo dos goles. No anduvo tan mal.

Para el segundo semestre de 2005 llegaría Blanco y Negro a Colo Colo, mientras que Juan Manuel Lucero partiría a mitad de campeonato peleado con la dirigencia alba y con el DT Ricardo Dabrowski. Se fue haciendo declaraciones explosivas. Creía que su talento podría haber sido mejor aprovechado en los albos. En Coquimbo Unido se había mostrado como  un delantero rápido y técnico, que podía jugar por cualquiera de las dos bandas del ataque, una especie de Cristian Zavala de la actualidad. Lo curioso es que tras su, para muchos olvidado, paso por Colo Colo, vendrían sus mejores momentos en el fútbol sudamericano, siendo figura en Colón de Santa Fe, Olimpia y Cerro Porteño de Paraguay, que incluso le permitió una incursión por el fútbol brasileño, defendiendo al Portuguesa. Las lesiones siempre, siempre, le prohibieron explotar definitivamente. Aun así, en los equipos importantes en que estuvo, siempre supo retomar grandes niveles tras grandes lesiones. En muchos aún lo recuerdan con cariño.

Este año será el turno de otro Juan Lucero en Colo Colo, en este caso Juan Martín. Paga 1.05 en las casas de apuestas que le dirán Juan Manuel un par de veces por transmisión. Si eso pasa será porque no pocos aún recordarán al habilidoso delantero que levantó a varios de sus asientos en el antiguo Francisco Sánchez Rumoroso.  El que pasó el 2005 por Colo Colo, que hizo dos goles, que jugó una Pre Libertadores y se fue peleado con el flamante Blanco y Negro, ese primer proyecto que duró solo seis meses con Mirko Jozic de Gerente Técnico y Ricardo Dabrowski de entrenador. El semestre que precedió al Colo Colo de Borghi y también del Torito José Luis Jerez, el zurdo que heredó la 8 de Juan Manuel Lucero. El primer Juan Lucero de Colo Colo.

4 comentarios sobre «El primer Juan Lucero: El argentino que heredó la 8 de Espina»

  1. Tonic Greens: An Overview Introducing Tonic Greens, an innovative immune support supplement meticulously crafted with potent antioxidants, essential minerals, and vital vitamins.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *