Se retira: Cuando Palestino tuvo al nuevo Enzo Francescoli

El uruguayo Robert Flores anunció su retiro del fútbol profesional. Fue una de las apariciones más fulminantes de la década del 2000 y elegido como el mejor jugador de la liga charrúa en la temporada 2007-2008 por su gran campaña en el River Plate de Montevideo de Juan Ramón Carrasco. Ahí compartió ataque con Jorge Rodríguez y Jonathan Urretavizcaya, dos que estuvieron en varios periodos de la selección uruguaya. Robert Flores también estuvo. Jugó amistosos ante Noruega y Turquía, siendo una de las potenciales cartas del Maestro Óscar Tabárez para Sudáfrica 2010. El “Nuevo Francescoli” le llamaban en Uruguay. Flaco, diestro, de larga zancada. Se movía detrás de los delanteros, pero también tenía mucho gol. Era una de las nuevas joyas del fútbol uruguayo.

En junio del 2008 fue presentado con bombos y platillos en el Villarreal de Manuel Pellegrini, quien se había especializado en llevarse joyas del fútbol sudamericano. Se presumía que su carrera seguiría en alza y que su nominación al Mundial se caería de madura. Pero no. El Submarino Amarillo no lo consideró, tal como sucedió un año antes con el chileno  Mathías Vidangossy. Decidió mandar a Flores a River Plate de Argentina para la temporada 2008 – 2009, equipo que venía de ser campeón con Diego Simeone en la banca y Alexis Sánchez en delantera. Ahí crecería el morbo por saber si era realmente el Nuevo Francescoli, justamente  en el equipo donde el Enzo es genio y figura. “Fue un poco fuerte, la verdad, que me recibieran con ese apodo. En ese momento solo tenía 15 partidos en Primera, estaba dando mis primeros pasos, sobre todo en el extranjero y en un club tan grande como River”, recuerda hoy.

En los argentinos jugó 15 partidos e hizo dos goles en un año. El 2009-2010 lo esperaba Nacional de Uruguay, donde coincidió con Marcelo Gallardo. “Era como jugar con un técnico adentro de la cancha, hablaba de la misma manera que lo hace ahora con sus futbolistas o cómo se maneja en conferencia de prensaVeías que tenía pasta para entrenar y sabías que iba a ser muy bueno”. Con el Bolso jugó 17 partidos, pero no logró anotar. Aún así en la temporada 2010 – 2011 el Villarreal por fin le abriría las puertas, eso sí, que en el equipo B. Con el Villarreal B jugó 23 partidos, siendo cedido en el segundo semestre de 2011 al Litex Lovech de Bulgaria. En cinco meses jugó 14 partidos. Pese a los constantes préstamos, seguía con actividad y siendo clave en sus equipos. Con esa buena fama llegaría el 2012 al Palestino de Chile gracias a las gestiones del DT uruguayo Daniel Carreño. También estaban sus compatriotas Diego Chaves el fallecido Williams Martínez, Darío Flores y Gastón Filgueira. Ese equipo de Daniel Carreño terminó 15 de 18, y Robert Flores fue de los que más actuó. Salió a la cancha en 17 oportunidades e hizo un gol.

En el Clausura, con Emiliano Astorga en la banca, otra vez fue de los que más jugó del plantel, haciendo tridente con Lucas Simón y Diego Chaves. El “Nuevo Francescoli” jugó 18 partidos, no anotó, pero sumó ofertas, entre ellas de Universidad Católica, equipo que buscaba un volante que reemplazara al entonces creador Felipe Gutiérrez, quien había partido a Holanda. Las negociaciones no llegaron a puerto y se fue al Deportivo Quito de Rubén Darío Insúa. En Ecuador fue figura. Jugó 24 partidos, hizo un gol y fue vendido a Brasil. Lo esperaba el Sport Recife, donde hizo dos goles en 30 partidos entre el 2014 y parte del 2015. Luego vendría otra vez River Plate de Uruguay con Juan Ramón Carrasco, Boston River y Villa Española antes de anunciar su retiro a los 36 años, catorce años después de la temporada en que Uruguay se ilusionó con un nuevo Francescoli, pero que nunca más llegó a sumar nominaciones tras ese 2008 de ensueño.

Hoy asegura que se alejará de la actividad que lo elevó cuando no tenía ni 20 partidos como profesional y de la que se aburrió, “cansado del ambiente del fútbol, porque veía que los clubes pensaban más en los negocios que en los equipos. Creo que me ganó el enojo por ese lado y decidí dejar la actividad”, comentó tras anunciar el fin de su carrera. “Quiero extrañar el fútbol y vivirlo como hincha, espectador y separarme un poco para que me vuelva el amor que tenía hasta hace un tiempo”, cuenta quien nunca se sintió el “Nuevo Francescoli”. “No considero que me haya pesado porque no lo tomé como algo en serio, sino como algo que los medios decían para vender un poco más”.

6 comentarios sobre «Se retira: Cuando Palestino tuvo al nuevo Enzo Francescoli»

  1. I simply needed to thank you very much once more. I do not know the things I would have worked on in the absence of the concepts revealed by you on that subject. Certainly was a troublesome problem for me, however , considering this professional tactic you handled that took me to leap over gladness. I’m just thankful for your assistance and as well , hope that you comprehend what a powerful job you’re undertaking educating other individuals through the use of a web site. Most likely you’ve never got to know all of us.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *