¿Qué hacemos con el récord de Claudio Bravo en el Barca?

 

bravo

 ¿Quién mierda se creen para putear a alguien que bate un récord en el Barcelona, hasta hace dos años el mejor equipo del mundo? ¿Quién mierda se creen para ningunear a alguien que rompe el récord de Zubizarreta? Me imagino que saben lo que significa Zubizarreta en Barcelona…

 

Hace un tiempo me dediqué a leer los comentarios de los hinchas nacionales que pedían que el que tenía que atajar en la Selección Chilena en el Mundial tenía que ser Johnny Herrera y no Claudio Bravo. Obviamente mi listado a leer no incluiría a aquellos que apoyaban a Johnny “porque es del Bulla y a Bravo no porque es zorra”. Al contrario habría hecho lo mismo, en todo caso. Debo ser franco, ahí mi listado se redujo en un 90%.

Pero habían unos pocos que sí esgrimían conceptos válidos, más allá de si uno estaba de acuerdo o no. Extrañamente para mí, hubo varios tipos que coincidían y que contrarrestaban la opción de aquellos que apuntaban a que “Bravo debía jugar porque tiene mucho más roce, tiene más de cinco años jugando en España”. “¿Qué tiene que ver eso, juega en un equipo de mierda como la Real Sociedad?”, decían varios hinchas muy firmes en su pensamiento. “¿Alguien conoce al arquero del Almería, del Elche, del Levante, del Osasuna o del Getafe?”, seguían en su postura cada vez más firme. “Tiene mucho más roce, o al menos está en igualdad de condiciones, uno que hace tres años ganó la Copa Sudamericana con un grande de Chile y que peleó la Libertadores palmo a palmo con los grandes de Sudamérica”, siguieron.

Sus pensamientos eran tan firmes que en algún momento pensé que tenían razón, que de verdad Johnny Herrera debía tomar el arco chileno, sobre todo después de errores graves que Bravo cometió, por ejemplo contra España en Sudáfrica 2010 y en la Copa América 2011 ante Venezuela.

Y eso pensé durante todo este tiempo. Sin encontrarles el 100% de razón, me hicieron dudar y pensé que realmente ponían un debate futbolero interesante sobre la mesa. Pero eso se acabó el domingo, inmediatamente después de que Barcelona goleara 5-0 al Levante y Bravo completara cuatro partidos seguidos (360 minutos) sin encajar goles y se transformara así en el portero azulgrana con mejor registro de imbatibilidad en un inicio de temporada, superando la marca de Andoni Zubizarreta  (289 minutos) en 1993-1994.

¿Por qué se acabó eso ahora? Simple. Porque los mismos que trataban de “equipo de mierda” a la Real Sociedad ahora empezaron a ningunear el récord. “¿Qué mérito tiene no recibir goles en el mejor equipo del mundo? ¿Le han pateado al arco?”, se preguntaron los eruditos del fútbol…

Ahora yo me pregunto ¿quién mierda se creen? ¿Pero quién mierda se creen para tratar de equipo de mierda a la Real Sociedad? Veamos cuantos van a San Sebastián, se quedan por más de cinco años y se van siendo ídolos… ¿Quién mierda se creen para putear a alguien que bate un récord en el Barcelona, hasta hace dos años el mejor equipo del mundo? ¿Quién mierda se creen para ningunear a alguien que rompe el récord de Zubizarreta? Me imagino que saben lo que significa Zubizarreta en Barcelona…

En fin, no vale la pena discutir temas que no son discutibles. La sociedad chilena lamentablemente está enferma. Estamos tan faltos de ídolos que cuando tenemos, o estamos muy cerca de tener uno, lo hacemos bolsa, a veces sin ningún argumento como en el caso de Bravo. Aparte de ser un buen portero, ha sido un muy buen capitán en la Roja y un muy buen tipo. Un buen esposo, un buen papá, un buen hijo, un buen vecino, no se caga a su señora (que por lo demás es una dama, no como las de otros), no se ha curado nunca (al menos en público). En fin, no tenemos nada por qué putearlo, pero hay que putearlo igual porque es bakán. ¿Qué hacemos con su récord? Nada, porque es un récord de mierda en un equipo de mierda y superando a un portero de mierda… Ustedes son los geniales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS