TVR: Televisión registrada

Hasta hace poco hubo en Argentina un programa de televisión muy exitoso. Se llamaba TVR, Televisión Registrada. Estelar que luego derivó en Sobredosis de TV con un tinte más político. La gracia era dejar en evidencia a aquellos que cambiaban de opinión ante las cámaras. Que primero decían «blanco» y luego decían «negro» con una soltura de cuerpo extraordinaria. Nadie se salvaba. Ni actrices, actores, políticos, animadores, futbolistas y periodistas. Con los periodistas deportivos se daban un festín cada cierto tiempo. El programa fue uno de los padres de la frase “no resiste el archivo”.

En Chile se hizo CQC, Duro de Domar, Intrusos, pero nunca se hizo TVR. Había material de sobra, pero no presupuesto ni sentido del humor. CQC intentó hacer algo con los Top Five, pero murieron prontamente luego de que los canales más importantes de la TV abierta no cedieran sus derechos. Tampoco Mega, el canal donde daban CQC. No se iban a prestar para ser ridiculizados. Estábamos en Chile, había que cuidar “el producto”.

En esta fecha triple, TVR se hubiera hecho un festín. Y no solo en la TV. En los grupos de WhatsApp, en Facebook, en la radio, en las columnas de opinión. En Twitter ni hablar. Cualquier ciudadano a pie hubiera caído. Fueron muchas las volteretas, muchas las vueltas de carnero, muchas las chaquetas reversibles. No queremos decir que vamos a clasificar, pero sí que estamos vivos. Hace una semana querían mandar a una Sub 20 a jugar con Paraguay y Venezuela. Ahora debemos jugar de visita ante un equipo que no se sirve del clima ni tiene DT. Luego, ante Ecuador de local. Depende solo de Chile. De los jugadores grandes de Chile, no de unos niños pensando en un Mundial de cinco años más.

Hoy pocos resisten el archivo. Porque Chile mejoró y porque el resto decayó. Porque fuimos extremistas también. Porque consumimos en RRSS a los que jubilaban a Isla y Pulgar. Es cosa de irse a dar a una vuelta al chat de Los Tenores de ADN, por ejemplo. Los que puteaban al antofagastino Danilo Díaz por tenerle fe a Erick Pulgar, porque a todas luces era un jugador que debía salir de la selección. Es que recuperaba, pero no cabeceaba y además perdía muchos balones en la salida. Era la hora de Leo Gil y de Víctor Méndez. Muy buenos jugadores ambos, muy buenos relevos de Pulgar, Aránguiz y Vidal.

No resistimos el archivo, porque en la TV había un exfutbolista que decía que el puesto de Alexis Sánchez era el de puntero izquierdo, y a las pocas horas decía que había que ser tonto para no darse cuenta que el tocopillano era puntero derecho, haciendo el tándem con Isla. Y si se ve un poco más de tele quizá descubrimos que también lo pidió de 10, y de falso 9. Tiene tribuna a diario en la TV y está retirado a la edad que otro es titular en su puesto.

No se resiste el archivo porque pidieron a Orellana por Brereton, mientras que otros piden por la derrota de Chile para decir “Yo les dije” en los grupos de WhatsApp. Los que decían que San Carlos es yeta y que esa era la respuesta a todo. Los que decían que Paraguay nos agarra y nos hace tres otra vez en Santiago. Si la hizo con Bielsa, porque no con Lasarte, que se deja llevar por los representantes por llamar a Marcelo Allende en lugar del Colo Gil. Y a Castellón para que pelotee a Bravo y Arias en lugar de Brayan Cortés. Claro está que si alguna vez falta Bravo y Arias, el titular será el de Colo Colo, pero mientras tanto no será tercer arquero.

Nosotros tampoco sobrevivimos al archivo. No recordamos un “nadie”, “siempre”, “nunca” en este momento, pero probablemente tampoco lo resistiríamos. Porque es fútbol, porque hay que opinar, porque en algunos programas de TV hacen como si fuera un “Debate”, de esos del colegio o la Universidad, de la clase de Expresión Oral. Unos tienen que decir que “Brereton es bueno” y otros que “Brereton es malo”. Algunos agarran mucho vuelo y no merecen la tribuna. Menos criticando lo que ellos mismos padecían. Un defensor de un metro noventa no puede hablar mal de los movimientos poco sutiles de Brereton. Caradura. Jugar así con esa estatura es una virtud y no un defecto.

TVR nunca se hizo en Chile. Tendría que haber sido un matinal para hacerse en cuatro horas. Había mucho material. A diario. En los programas de las 2 en la radio y los de las 7 en la TV. Hablar por hablar. Peligrosamente nos convertimos en el país de los 33 mineros, del “altiro”, del “cachai”, del cerveza con Fanta y del que se da vuelta la chaqueta con más facilidad que todos en el Continente. Es nuestra marca registrada. Si fuera por la tele sería Televisión Registrada, TVR.

61 comentarios sobre «TVR: Televisión registrada»

  1. I have been exploring for a little for any high-quality articles or blog posts on this kind of area . Exploring in Yahoo I at last stumbled upon this web site. Reading this information So i’m happy to convey that I have a very good uncanny feeling I discovered just what I needed. I most certainly will make sure to don’t forget this web site and give it a glance regularly.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *