El partido que tuvo a Poyet y Ronald Fuentes entre los mejores del mundo en Camp Nou

Ronald Fuentes había pasado un mal rato en la Copa América de 1995 luego que Xavier Azkargorta lo sacara de la titularidad poco antes de empezar el torneo. Su año mejoraría en el segundo semestre. El Vasco lo ratificaría como líbero titular de la Roja camino a las Eliminatorias de Francia 1998 y el 11 de octubre le daría la confianza para ser el último hombre ante Canadá en Concepción, en el único amistoso que jugaría Chile en 1995 tras la Copa. Además, con la U, habían recuperado terreno en la lucha por el título debido a los bajones futbolísticos de Colo Colo y la UC. La dupla Fuentes – Traverso era clave en los azules. Para mejor, a inicios de noviembre le llegaría una invitación que no podía rechazar.

Unicef y Barcelona serían los organizadores de un partido en el Camp Nou el 7 de noviembre. La idea era ambiciosa, reunir a los mejores jugadores de América y Europa para recaudar fondos para los niños refugiados por la guerra en Bosnia. El equipo europeo sería dirigido por la dupla Johan Cruyff y Arsenio Iglesias, mientras que los de América estarían guiados por César Luis Menotti y Jorge Valdano. El trio Unicef, Barcelona y Cruyff ya había sido protagonista de otro duelo histórico en 1980. Esa fue la vuelta de Cruyff al estadio del Barcelona capitaneando a los Humane Stars, junto a Michel Platini, Hugo Sánchez, Rummenige, entre otros. Fue la única vez que Joahn Cruyff enfrentó al Barcelona.

El duelo de 1995 lo tenía como DT. Los exbarcelonistas Ronald Koeman, Bernd Schuster y Hristo Stoichkov eran sus emblemas del Resto de Europa. Maradona y Romario, quien se había ido hace 10 meses del club, eran la carta de Resto de América. El Diego no se presentaría, pero sì estaban los colombianos Valderrama, Rincón e Higuita y los peruanos Del Solar y Dulanto. El boliviano Platini Sánchez, los mexicanos Hugo Sánchez y Jorge Campos, el estadounidense Alexis Lalas y los uruguayos Gustavo Poyet y Nelson Gutiérrez. El DT de la UC era una de las figuras del Zaragoza, mientras que el zaguero, exRiver Plate, iba a cuanto beneficio, homenaje, despedida o amistoso lo invitaran. También estaban los ecuatorianos Iván y Eduardo Hurtado, el argentino Diego Latorre y los brasileños Galo, Palinha y Paulo Jamelli. Entre todos ellos, Ronald Fuentes, directamente desde el torneo chileno con permiso del DT Jorge Socías.

Fuentes, que en ese tiempo aún no era Chilenita, vio el primer tiempo desde la banca. Valdano y Menotti pusieron a los centrales Dulanto e Iván Hurtado de laterales, y armaron la zaga con Nelson Gutiérrez y Alexis Lalas. El volante central era Del Solar. Para la salida estarían Rincón y Valderrama, mientras que arriba jugarían Latorre, Romario y Palinha.

El arquero del equipo sería René Higuita, quien pondría la nota negra del partido. Reciente vicecampeón de la Copa Libertadores con Atlético Nacional, y de regreso en la selección colombiana para la Copa América 1995, fue hasta el Camp Nou para entretener. A los 40 minutos del primer tiempo salió de su arco, pero perdió la pelota. El español Michel disparó desde 50 metros y el balón lo salvó Dulanto desde la línea, ganándole en el esfuerzo a Higuita y Stoichkov, quienes también atacaron el balón a nada de traspasar la línea. El esfuerzo del arquero fue tanto que se rompió los ligamentos de su rodilla izquierda.

El partido fue un show de Romario. En el primer tiempo sacó a pasear al arquero Cedrún para ceder a Latorre para el 1-0. El segundo tiempo tendría a Ronald Fuentes en la cancha. Y también a Gustavo Poyet. El chileno entraría con la 15 en la espalda en reemplazo de Lalas para hacer dupla con Nelson Gutiérrez, mientras que Poyet lo haría con la 17 por Valderrama. Prontito se vestiría del Pibe colombiano y dejaría solo a Romario para que pusiera el 2-0 con un globito perfecto. Una vaselina decían en la transmisión.

Romario finalmente haría un triplete para el 4-3 a favor de América. Fuentes jugaría todo el segundo tiempo como central izquierdo, teniendo varias intervenciones notables. Marcó a Stoichkov y no se achicó. Al final del partido se sacaría una foto para la posterioridad con el que ya era delantero del Parma, y había venido a reforzar al equipo que tenía a los barcelonistas Amor, Guardiola, Abelardo y Prosinecki.  También a Suker, a los rumanos Petrescu, Dumitrescu, Prunea y Selymes, al portugués Couto, al búlgaro Kiriakov, el ruso Igor Korneiev, el griego Kassapis, el francés Vercruysse, el holandés Heus y el español Arteaga, además de los ya nombrados Koeman, Schuster, Michel y Cedrún.

Al partido fueron 55 mil personas y se centró en la locura por el show de Romario, quien le cerraba las puertas de un regreso al Barcelona. ¿Y si le traemos las playas de Ipanema?, le preguntaban los periodistas. A los pocos meses se sumaría al Valencia. Para todos fue el partido del Baixinho Infernal, para nosotros fue la presentación de Ronald Fuentes ante los mejores del mundo. Y también la de Gustavo Poyet, quien luego iniciaría una brillante carrera en el Chelsea de Inglaterra. A principio del campeonato 2021 coincidieron como DTs de la Chilean Premier League. Ronald Fuentes ya se fue de Wanderers, Poyet se aferra a la banca de la UC.

6 comentarios sobre «El partido que tuvo a Poyet y Ronald Fuentes entre los mejores del mundo en Camp Nou»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *