No merecemos ganar la Copa América

 

momento-del-pisoton-gary-medel-neymar-1427653981234

Ay Chile futbolero, en qué te convertiste. A esta altura no merecemos ganar nuestra propia Copa América. Hablo de merecimientos. De un premio por nuestra conducta y consecuencia. Nuestra consecuencia que se fue a las pailas. Nos comenzamos a creer buenos, más los hinchas que los jugadores, y nos fuimos a la mierda. Pisamos a los rivales con el riesgo de dejar tempranamente a nuestro equipo con 10 y tuiteamos la foto, nos taimamos en la Juventus, uno de los mejores clubes del mundo, mientras que los que sí tienen hambre de gloria darían lo que fuera por llegar ahí. Hacemos la cama en Suiza y nos mandan a Alemania. Queremos ser el reemplazante de Isla, pero cuando nos dan la oportunidad ante Irán no la aprovechamos porque es un rival menor.

Pero el peor problema no está en los futbolistas. Está en el medio. Ese que idolatra a Pablo Guede, que le dio por años empleo y halagos a Malbernat y Percic, pero que odia a Bielsa y ahora le encuentra yayitas hasta en las heces fecales a Sampaoli. Cómo vamos a merecer ganar algo si después de cada derrota se llama a Raúl Toro, Jorge Garcés, Leonel Herrera y Fernando Astengo para que hagan mierda a una selección que acaba de perder 1-0 con Brasil en Londres. Antes, ir a jugar con Irlanda daba para saltar en una pata porque íbamos a Europa.

No merecemos ganar la Copa América si hace un año éramos los mejores del mundo, decíamos que con méritos debimos vencer a Brasil, y Colombia no era rival para nosotros. Hoy Sampaoli es un pelao culiao, sinvergüenza, mentiroso y hasta ladrón, según los hinchas. Cualquier cosa, menos mal DT. La cosa es criticar “cómo para el equipo” por personas que ni siquiera se pueden parar en las mañanas para irse a la ducha antes de trabajar. Critican más lo que dice en las conferencias, que lo que hace en la cancha. Es más importante lo que habla, que lo que prueba o lo que intenta hacer. Todos sabemos que en las conferencias jamás se dirá un secreto o una gran verdad. Son para la galera, para la gallá.

Antes del Mundial también probó, y bastante, con Pepe y con Miiko, pero después salió a jugar como lo sabía hacer. Esa vez las críticas eran futboleras y se aguantaban, pero esta vez es distinto. Hay un odio irracional sobre un DT que está muy por sobre la media de cualquier DT que pueda dirigir a Chile. ¿O quieren a Rueda o Luis Fernando Suárez? ¿O a Gustavo Quinteros como los ecuatorianos? Chile tiene mucho más DT de lo que merece su medio. Ese que idolatró y se abrió de piernas ante Borghi cuando asumió. Que le preguntaban que si de verdad no tenía parrilla y le seguían las de abajo con que Medel tenia que ser volante porque no sabia ser central. Bielsa y Sampaoli demostraron que el volante Gary Medel es el mejor defensor que hemos tenido en los últimos 15 años.

Chile no merece ganar la Copa América. Por sus tuiteros que un día piden a Enzo Roco y después lo hacen mierda. Por lo que alaban a Matías Fernández por lo que hizo en Colo Colo el 2006 y son incapaces de decir que jugó mal en la actualidad. Por los que pedían a Pedro Pablo Hernández hasta hace dos semanas y los que decían que Orellana no podía faltar cuando hizo dos goles seguidos. Por los que sacaron a Zárate de la Roja por su nacionalismo barato o los que piden a Tito Tapia con Riffo como DTs de la selección.

Chile no merece ganar la Copa América. Por periodistas de canales dueños de los derechos de transmisión que encuentran todo bien aunque perdamos. Que dicen que Alexis dejó locos a los brasileños y lo grafican con una imagen con el marcador de fondo que dice “Brasil 1 – Chile 0”. Porque les cuesta mucho decir que “duele perder, pero que será más fácil ganar con Sampaoli que con otro, pero que no por ello dejaremos de criticar al DT”.

Chile no merece ganar la Copa America por las peleas de sus jugadores por los premios, por la mala relación de Vidal y Sánchez que se nota en la cancha, por el achanchamiento de Isla y Vargas que prefirieron ir a ganar plata que seguir en la elite, por las renuncias de Paredes y Marcos González, a quienes no les importó si el DT los necesitaba o no.

Chile no merece ganar la Copa América y hay muchos que quieren que no la gane. Para retuitear sus puteadas a Sampaoli y decir “les dije que esto iba a pasar”. Para decir que los que quedaron fuera de la nómina eran mejores y que Paredes o Canales cojeando le hacían tres goles a Argentina.

El Chile humilde, y que sabía de sus limitaciones, merecía levantar la Copa. En esa estaban los jugadores, la prensa, el hincha de Twitter, el análogo y el medio en general. Hoy nos creemos potencia, los ingleses de Sudámerica en la vida y en el fútbol. Como buenos ingleses, probablemente no ganemos nada.

Lo bueno es que el fútbol no se gana con merecimientos. Aún hay patria y ojalá haya bastante espacio para subirse al carro de la victoria.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS