¿Reglamentariamente, podía Elías Figueroa jugar por Brasil en los 70?

Era el Mundial de 1962. España llegó a la cita en Chile con el argentino Alfredo Di Stéfano, seleccionado albiceleste a fines de los 40, y con Ferenc Puskas, el húngaro figura del Mundial de 1954 con su país de nacimiento, del que se había escapado en 1956 tras la invasión de URSS. También estaba el uruguayo José Santamaría, mundialista de 1954 con la charrúa, y representante español dos mundiales después. Ah, y casi se sube Ladislao Kubala, jugador de Hungría entre 1946 y 1947, seleccionado de Checoslavaquia en 1948, y nominado por España entre 1953 y 1961.

Por Italia vino el brasileño José Altafani, campeón del Mundo con el Scratch en Suecia 1958, y también el argentino Enrique Omar Sivori, de los mejores jugadores de la historia del fútbol trasandino, seleccionado albiceleste antes y después de jugar por Italia, pero, al igual que Di Stéfano, jamás mundialista con Argentina. Ganó la Copa América de 1957, y en 1973 volvió a la albiceleste para clasificarlos a Alemania 1974. Es el dato que podría ayudar a dilucidar si Elías Figueroa podía jugar por Brasil en los 70 tras haber jugado mínimo el Mundial de 1966. El tema es que Sivori seguía siendo argentino. Lo del Mundial de 1962 por Italia había sido una especie de “contratación” antes de un cambio de regla. Mismo caso del exDT de Osorno Antonio Valentín Angelillo, seleccionado argentino a fines de los 50 y de Italia a inicios de los 60.

Es que ese Mundial de 1962 hizo cambiar la “chacota”. Eran selecciones reforzadas, por lo que la Fifa decidió, en el Congreso 33 realizado en Chile con 59 participantes, poner trabas a la opción de jugar por más de una selección adulta si no había arraigo, ya sea de nacimiento, sanguíneo o de residencia. Ah, y siempre y cuando no se hubiera jugado antes por otra Selección. Estableció condiciones más claras para que eso no ocurriera, medidas que se han ido adaptando a los tiempos, siendo las Reglas de Eligibilidad de 2004 las que marcan un límite claro, límites que han sufrido pequeñas modificaciones, como las de 2020, por ejemplo. En los 90, al Mono Carlos Fernando Navarro Montoya le hicieron la vida imposible por haber jugado tres partidos con Colombia. Nunca pudo jugar por Argentina, no hubo caso, por mucho que la Justicia le dio la razón. Tras las nuevas reglas, Thiago Motta, Diego Costa, Fernando Amorebieta, entre otros, sí se han visto beneficiados de jugar por dos selecciones.

Lo cierto es que entre 1962 y el inicio del Siglo XXI fueron muy pocos los jugadores que vistieron más de una camiseta. Básicamente los casos se atañen a lo sucedido políticamente con Unión Soviética, Yugoslavia, Checoslovaquia y las Alemania, por nombrar algunos. Ahí sí se encuentran los ejemplos que se buscan desde 1962 en adelante, pero en los 70, 80 y 90 era casi imposible ver a un húngaro mundialista jugando en una España mundialista. O aun brasileño campeón del mundo jugando cuatro años después por Italia. Sí hubo muchos nacionalizados, pero sin historial de haber defendido a otro equipo.

Elías Figueroa ha dicho varias veces que le ofrecieron en cheque blanco y la nacionalidad inmediata para jugar por Brasil. Y le creemos, obviamente. Es casi más querido allá que acá. Lo respeta Pelé, Beckenbauer. Un recorte de diario brasileño de la época acota esa propuesta a la etapa en que Mario Lobo Zagallo dirigía a Brasil. Pudo haber sido para México 1970, entonces. Elías Figueroa no participó de esas clasificatorias que nos dejó fuera del Mundial. De hecho no jugó ningún partido oficial por la Roja entre febrero de 1967 y septiembre de 1973, básicamente toda su estadía en Peñarol, donde ya destacaba como uno de los mejores de América y llamaba la atención de los brasileños.

Pudo también haber sido en el proceso al Mundial de Alemania, Copa a la que La Roja también clasificó. El chileno había llegado en 1972 al Inter de Porto Alegre y deslumbraba en el país de los vigentes campeones del mundo. Después de Alemania 1974 Mario Lobo Zagallo ya no estaba al frente de Brasil, pero injerencia tenía. Quizá entonces fue camino a Argentina 1978, los mejores años de Míster Lujo en Internacional. En diálogo con el canal de Youtube de la Selección Chilena dice que cuando le llegó la oferta ya jugaba en Brasil, y que había sido elegido tres veces el mejor defensor. Eso fue en 1974, 1975 y 1976, es decir, entre Alemania 74 y Argentina 1978, ya con dos mundiales jugados por Chile a cuestas. Eso sí, Lobo Zagalo ya no era el entrenador.

Precisiones hay pocas. De la fecha de la propuesta y de sí Figueroa podría efectivamente haber jugado por Brasil tras haber disputado el Mundial de 1966 por Chile, posterior a las restricciones de 1962. Lo cierto es que en 1974, justo después del segundo Mundial de Figueroa con la Roja, Joao Havelange asumió como presidente de la Fifa, y todo se podía. Qué importaban los límites del Congreso 33, si el presidente de la Federación era un brasileño, justo el país que buscaba un resquicio para llevarse al Mejor Jugador de América. Con regla o sin regla, Don Elías igual iba a decir que no.

2 comentarios sobre «¿Reglamentariamente, podía Elías Figueroa jugar por Brasil en los 70?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *