Nicolás Núñez: El regreso a la UC del temible delantero de inferiores

¿Habrá algo más propio de Universidad Católica que convertir delanteros en laterales? Desde la época de Andrés Romero y Raimundo Tupper, pasando por Luis Pérez, Marcelo Caro, Caté, Andrés Bayas, José Pedro Fuenzalida, Jean Beausejour, Juan Pablo Gómez, Fernando Meneses, Rodrigo Valenzuela, y en este último tiempo el intento de Ariel Holan por hacer de Clemente Montes un lateral volante derecho.

Nicolás Núñez, el flamante entrenador de los Cruzados, es uno más de esa larga lista en donde seguro faltan nombres. Llegó con 12 años a fines de 1996 a las divisiones inferiores del club, y menos de cinco años años después, el 2001, era el número 9 de la Selección Chilena de Roberto Alamos que disputaría el Sudamericano Sub 17 de Perú. Su compañero de ataque iba a ser Mauricio Pinilla o Roberto Castillo, el delantero que tenía sociedad futbolística con Luis Jiménez en Palestino.

El Mago era el 10 y conductor de ese equipo, donde además estaban los cruzados  Mark González como lateral izquierdo, Claudio Muñoz como uno de los centrales, Francisco Pantoja en el mediocampo y el incombustible compañero de equipo de Nico Núñez: el Chester César Cortés.

Nicolás Núñez y César Cortés coincidieron en la Selección Chilena, Universidad Católica, Albacete, Puerto Montt y Huachipato. También en Magallanes, donde el Nico fue entrenador del Chester. ¿Lo convencerá de volver desde Ibiza para sumarse al proyecto del club que lo formó? La diferencia es que César Cortés transparentó su cercanía a la U, mientras que Nicolás Núñez jamás ha negado su fanatismo por Universidad Católica. Ese amor pudo haberse roto a fines de 2012, cuando el Colo Colo de Omar Labruna se fijó en él, sin embargo el Nico siguió en la Usina para jugar Libertadores y ser protagonista. Ya era un eficiente jugador de toda la banda derecha, lejos de ese 9 de la Sub 17 de 2001.

Esa selección infantil pasó sin pena ni gloria por Perú, pero el entusiasmo por esa generación iba a aumentar. Para el Sub 20 del 2003 se sumarían al equipo Jorge Valdivia, Claudio Bravo, Luis Pedro Figueroa, José Rojas, Gonzalo Fierro, Miguel Aceval, Miguel Pinto, Albert Acevedo, entre otros. Con tanto nombre nuevo, y con jugadores que ya sumaban muchos minutos en Primera División, el Nico Núñez perdió el cupo con su compañero cruzado Eduardo Rubio, y la 9 fue para Marcos Ávila, un potente delantero de Colo Colo que despareció rápidamente del mapa. Esa Sub 20 también fracasaría, esta vez de la mano de la dupla Vaccia-Cavalieri.

Núñez, aún como delantero, se centró en poder jugar en Universidad Católica. Fue parte del plantel campeón con Juvenal Olmos en 2002 con la camiseta número 27, y el 2003, con Óscar Meneses, se calzó la 31, mientras su compadre César Cortés adquiría mayor protagonismo y le “quitaba” su dorsal 27. En 2004 partirían ambos a préstamo a Puerto Montt, y en 2005 ambos volverían para vivir su mejor año en los cruzados con el DT que más marcó a Nicolás Núñez.

De la mano de Jorge Pellicer, y con un plantel extremadamente corto, afrontaron el Torneo de Clausura y la Copa Sudamericana durante el segundo semestre de 2005. Núñez con la 20 y Cortés con la 16 fueron importantes en el torneo internacional, donde muchas veces debió dosificar ante la escasez de plantel. Esa escuadra, entre otros, la completaban Tomás Yoma, hijo de Pablo, y el tristemente fallecido Álvaro Lara. Ambos, como Núñez y Cortés, también son campeones del Clausura 2005. En Copa Sudamericana fueron eliminados en semifinales ante Boca Juniors, pero Núñez y Cortés tuvieron sus noches más recordadas defendiendo la camiseta de la UC.

Núñez se quedaría a jugar la Libertadores 2006 y Cortés iría otra vez a Puerto Montt. A mitad de ese año partirían a Albacete para reencontrarse una vez más. Meses después, a inicios de 2007, Nicolás Núñez iba a ser parte del ambicioso poyecto de Juvenal Olmos en Everton, pero para el Clausura volvería a la UC como refuerzo, pedido expresamente por Fernando Carvallo. En la UC aún confiaban en él, ya no como un delantero, sino que como un lateral o carrilero derecho. Le darían la 14 del Mumo Tupper, camiseta que ocuparía por un año, hasta fines del Apertura 2008, donde su salida de los cruzados ya sería definitiva. Claro, que solo como jugador. Se viene su versión como entrenador del primer equipo.

6 comentarios sobre «Nicolás Núñez: El regreso a la UC del temible delantero de inferiores»

  1. Wow, incredible blog structure! How lengthy have you been blogging for?

    you made running a blog look easy. The overall glance of your site is fantastic, let
    alone the content material! You can see similar here sklep internetowy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *