Mucho amarillo: El partido que no debió ver la luz

En Coquimbo, a semanas de las Fiestas Patrias, vieron el fixture y se percataron que el 17 de septiembre jugaban en Santa Laura ante Santiago Morning. Viaje para acá, viaje para allá, se perdían horas valiosas de la celebración del 18 en la Cuarta Región y sus variadas alternativas.

Profesionales, los Piratas llegaron a Santiago en vísperas de las Fiestas Patrias de ese 2006. Era equipaje liviano, para ir y volver rápido. Demasiado liviano en realidad. La utilería Pirata decidió viajar solo con la camiseta titular, la amarilla con el pirata en el corazón y otro Cristal amarillo en el pecho. Claro, jugaban ante Santiago Morning, de tradicional blanco con la V negra cayendo desde los hombros. Para qué viajar con más peso.

Los coquimbanos no contaban que al Chaguito le había ido mal jugando con su indumentaria oficial en ese Clausura 2006, no así con su uniforme alternativo. Desde que comenzaron a usar la amarilla, el equipo que lideraba Esteban Paredes en el ataque había agarrado una mini racha. Cabaleros, no pensaban cambiarla, y menos jugando de local. Ahí ellos podían elegir con qué camiseta jugar y es el equipo visitante el que tiene la obligación de portar mínimo dos equipamientos de los que se presentan a comienzos de año a la ANFP.

El equipo presidido por Miguel Bauza llegó hasta a cancha del Santa Laura y se encontró con la decisión del Santiago Morning de Miguel Nasur. Se venía el gallito. Los microbuseros no iban a ceder en su decisión de ser locales con su camiseta amarilla. Por su lado, los de la Cuarta Región no portaban más indumentarias. Sonó la opción de que el Morning le prestara su uniforme blanco, tal como alguna vez lo hizo la UC con Osorno en 1994, pero finalmente el árbitro Rubén Selman zanjó la discusión.

El fallecido referí, con jinetas para hacerse cargo de la responsabilidad, decidió que ambos equipos jugaran de amarillo, con una leve diferencia de tonalidad, pero ambos con bastante negro en su uniforme. Los expertos dirán que el del Morning era Amarillo Melón RAL 1028, mientras que el de Coquimbo era Amarillo Costa del Sol RAL 1021.

Ese 17 de septiembre de 2006 se terminó jugando el partido al caer la tarde santiaguina, ya con mucho olor a asado en el ambiente. En febrero de 2017 habría polémica por un Iquique – Universidad en el Norte, donde ambos equipos jugaron con sus uniformes estelares. Celeste por un lado y azul por el otro, nada tan confuso como ese enfrentamientos de amarillos en pleno septiembre.

El duelo entre Santiago Morning y Coquimbo Unido terminó igualado 2-2, con dos goles de Esteban Paredes para los amarillos, y tantos del actual Alcalde de Coquimbo Alí Manoucheri y Gamadiel García para los amarillos. Pudo ser un escándalo, pero la cercanía de las Fiestas Patrias hizo que pasara casi desapercibido, y que cada tanto se recuerde solo como otra de las tantas anécdotas de la Chilean Premier League. 

Este 2022 volvió a salir a la luz dicho partido, cuando la semejanza de uniformes de Antofagasta y Universidad de Chile hizo que el duelo se atrasara media hora, atrasando con ellos todos los duelos que se jugaban de ahí en más durante ese día. Puede que los amarillos hayan movido la brújula para tomar esa decisión. Probablemente no influyó. Para muchos lo de los amarillos fue solo una anécdota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *