¿Edgar comienza en julio? La casi llegada de Davids a Colo Colo

Fue hace exactos diez años, en la quincena de julio del 2012. El rumor de que el holandés Edgar Davids vestiría la camiseta de Colo Colo tomaba fuerza. Había declaraciones de Carlos Tapia, presidente albo, y lo que supuestamente le había dicho el exmediocampista del Ajax, Milan, Juventus, Barcelona, Inter de Milán, Tottenham y Crystal Palace. Iba a ser por lejos el jugador de mayor pedigrí en la historia del campeonato chileno.

¿Cómo se había dado todo? El zurdo se paseaba por el mundo promocionando el Street Style con la marca Red Bull. En cada país, las preguntas de rigor. Qué sabía del fútbol local. Cómo veía a la selección de turno rumbo al Mundial Brasil 2014. Si le gustaría jugar en ese país antes de retirarse. Davids, bien asesorado, llegó con su discurso armado a Chile. En él resaltaba a Colo Colo. “Es tan popular que no pensaba que era chileno”.

El presidente albo supo de las declaraciones y llegó a una de las actividades del holandés con una camiseta de Colo Colo de regalo. Fueron pocos minutos de encuentro, pero en donde supuestamente se dijeron cosas importantes. El mundialista holandés habría mostrado su interés de vestir la camiseta de Colo Colo para el Clausura 2012. “Quédese tranquilo, que yo lo llamo”, le habría dicho el volante al timonel del Cacique. «Davids me dijo que quiere jugar en Colo Colo. Sus asesores, además, me afirmaron que lo decía en serio y quedamos de conversar en los próximos días. Haremos una gestión para que venga a Colo Colo», declaraba Tapia.

Edgar Davids tenía 39 años para julio del 2012, además de 20 meses inactivo. Se negaba al retiro. En 2009 había estado muy cerca de llegar a River Plate de Argentina, donde además iba a hacer un convenio de su Fundación con el club millonario. Finalmente se fue al Crystal Palace, donde le pagaban por partido jugado. Hasta el día de hoy se recuerda como una de las grandes negociaciones fallidas del fútbol argentino. Dicen que fue por un tema de sponsors. River Plate estaba muy vinculado a Adidas, y Davids era Nike desde que se convirtió en un jugador de elite a mediados de los 90. Colo Colo era Umbro. Con esa marca no había problemas. Además, a Brasil acababa de llegar su compadre Clarence Seedorf al Botafogo. Desde 2010 ya estaba Deco en el Fluminense.

Tapia argumentaba y argumentaba a favor del volante. Ni siquiera sabía en qué condiciones estaba en ese momento, pero creía que sería un gran refuerzo para el equipo de Omar Labruna. En 2011 había estado en Chile para un partido de Unicef y Cruz Roja organizado por Marcelo Salas, y donde estuvo Lionel Messi. Davids fue la figura junto a Cafú. En condiciones estaba, y con ganas de seguir siendo futbolista profesional. «Él demostró que sólo le interesa un sueldo mínimo y un par de comodidades. Situaciones que podemos facilitarle. ¿La edad? Recuerde cuando vino Mario Kempes a Fernández Vial… La edad no es un problema para los jugadores excepcionales ya que siempre van a mantener el nivel».

El llamado de Davids a Tapia nunca llegó.  El holandés terminó siendo jugador y entrenador del Barnet de Inglaterra, equipo que en ese entonces estaba en la cuarta categoría inglesa y en donde terminó colgando los botines en 2014 con casi 42 años. Al equipo de Labruna llegaron Fernando De La Fuente, Jean Paul Pineda y un trío de zurdos. El lateral colombiano Juan Guillermo Domínguez, el volante Facundo Coria y el delantero Felipe Flores. A falta de Edgar Davids…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *