“Ya no quiero ser segundo otra vez”

 

uc1

Católica ha tenido varias oportunidades para estar como exclusivo líder del torneo. Algunas las ha desperdiciado sabiendo que un triunfo los dejaba como punteros. Otras se recuerdan con rabia, como puntos perdidos que a la larga pueden costar un campeonato.

Derrota con Cobresal en San Carlos, empate con Audax en La Florida, empate con Arica en el norte, que se celebró como triunfo y recién al final del torneo sabremos qué fue lo que realmente se celebró.

A esta altura sirve ser más tercero, “colocolista”, estar casi último, como la U, o no hacer nada durante años hasta ser campeones con dos DTs de la casa. A Católica no le sirve más ser segundo. No se puede dar más el lujo de pelear sin ganar. Burlas, memes, humillaciones incrementan la presión de jugadores jóvenes que aún no la soportan o de otros más viejos, que son ídolos, pero que ayudaron más que ninguno a incrementar este karma. Hasta hace poco la defensa era: “pero si Colo Colo ha salido más veces segundo que la UC” (sabiendo que Colo Colo tiene 30 campeonatos y una Libertadores). Hoy, ya ni esa respuesta sirve. Segundos es igual a UC, sin importar cómo se consiguieron esos vicecampenatos. Algunos les dieron la clasificación a copas internacionales, otros le permitieron ser el líderes de la tabla anual, pero lo que más les ha dado han sido burlas y humillaciones.

Ser segundos otra vez está en el aire. Ahí nace de nuevo el temor y las promesas de apoyo incondicional, pase lo que pase. “Preferimos ser segundos que terceros”, dicen los hinchas. “Cállate segundón”, “Espérame un segundo”, “Es la segunda vez que te lo digo”, llega de la contraparte. Con eso se acaba la conversación. Es un nocaut para los hinchas de la UC que no quieren ser más segundos, ni mucho menos segundones. No quieren llevar ese apodo a la vida. Darse cuenta que son el segundo de su trabajo, el segundo de su familia, que fueron la segunda opción para su novia. En la vida, ser segundo también es peor que ser tercero. La mediocridad está más “permitida” socialmente que “luchar y perder”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS