Nueve “9” que vinieron a robar a Chile

 

castillo.new

Goles son amores y de seguro ellos no enamoraron a nadie. Aquí te presentamos parte de una lista interminable (que iremos agrandando conforme pasen los días) de delanteros troncos muy, pero muy poco amigos del gol.

 

Lisandro Sacripanti (Cobreloa, 2003)

sacripanti

Llegó el 2003 a Cobreloa con el cartel de gran goleador de Newell’s. Poco se demoró en demostrar que era un chanta de primera. Claro que como la vida a veces premia a quien no lo merece, se fue de Chile siendo campeón. ¿Qué tal?

 

Marcelo Verón (Colo Colo, 2004)

veron

Los hinchas de Colo Colo literalmente se sintieron violados cuando el “Tiburón” debutó por Colo Colo. Sólo un par de minutos bastaron para demostrar que el argentino de goleador no tenía nada. Sólo dos goles (demasiado para un jugador tan nefasto, en todo caso) marcó el che en tierras nacionales. Si no es el peor delantero en la historia del Cacique, pega en el palo.

 

Germán Real (Colo Colo, 2004-2005)

real

El “Gordo” fue integrante de “Los 4 Chantásticos” que trajo Ricardo Dabrowski a Colo Colo, “selecto” grupo que conformaban Darío Cajaravilla, Adrián “Carucha” Fernández y el recién mencionado Verón. Los hinchas albos aún se preguntan por qué su estadía en Macul se extendió por seis meses más que sus “amateur” compañeros. Salvo un par de goles de carámbola, no hizo mucho más. Era horrible.

 

Matías Milozzi (Rangers, 2004)

milozzi

El argentino Matías Milozzi, bautizado rápidamente por los creativos hinchas de Rangers de Talca como “Matías Malozzi”, es de lo más malo que ha llegado a pastos nacionales. Los forofos rojinegros se aburrieron de putearlo. Hoy dicen que la rompe en Italia, claro que en algo así como la Serie D ó E…

 

José Alfredo Castillo (O’Higgins, 2007)

castillo.jpegcastillo.new

Tuvo excelentes campañas en el Bolívar de su país y en los Tecos de México, lo que incluso le valió en su momento ser titular en la Selección Boliviana. Claro que eso fue mucho antes que fichara en O’Higgins, pues cuando llegó al “Capo de Provincia” su carrera venía en franco descenso. ¿Resultado? Con la camiseta celeste jugó 16 partidos, no marcó un mísero gol y a los seis meses se fue a patadas por la puerta de atrás.

 

Cristian Menín (Rangers, 2007)

menin

Cristian Menín, goleador por ese entonces del “poderoso” La Emilia de San Nicolás de la sexta categoría trasandina, fue el “9” que trajeron los dirigentes de Rangers para devolver el club a Primera A, pero de goleador no tenía nada. Fue bautizado como “Cristian Mierdín”. Un tronco de aquellos que imponía cero respeto en el área. Un gol, debajo de la línea, hizo en seis meses. Un bodrio.

 

Gilberto Palacios (U. Católica, 2009)

PALACIOS-300x159

 

Llegó con la chapa de goleador desde Olimpia de Paraguay, de hecho le decían “Golberto”, pero en la UC hizo poco y nada. El paraguayo terminó transformándose en un fiasco de aquellos y puteado por su DT, Marco Antonio Figueroa, ante todo Chile. De sus goles nadie se acuerda, sólo de los tantos que se perdió a centrímetros de los arcos rivales.

 

Claudio Graf (Colo Colo, 2010)

grad

Pese a su respetable trayectoria, nadie le tenía fe cuando fichó por el Cacique. Claudio Graf llegó a Colo Colo de la mano del chanta de Diego Cagna y no se demoró nada en demostrar que era otro fiasco de la era de Blanco y Negro. Sólo un gol, golazo para ser franco, hizo el trasandino con la alba en el pecho. Sólo seis meses duró su paupérrima estadía en Macul.

 

Renán Addles (La Calera, 2013)

addles

El más moderno de esta lista de chantas. El panameño llegó el 2013 a La Calera con cartel de goleador y seleccionado de su país. En tierras cementeras todavía están esperando que haga un miserable gol. Era tan malo que ni siquiera ocupaba su cuerpo para aguantar una pelota. Un desastre. Ya se fue de Chile y de seguro usted ni lo supo.

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS