“Merecimos ganar”: Te compadezco Colo Colo

 

jose-luis-sierra

Pueden ganar, perder o empatar. Clasificar milagrosamente con un autogol o quedar eliminados por penales. Una cosa es cierta en los equipos de José Luis Sierra: siempre merecen ganar. Eso bajo su particular ángulo de ver los partidos. El ángulo de un zurdo talentoso que no pudo triunfar en España, Brasil y México por culpa de una misma palabra: adaptación.

En Colo Colo, como jugador, tuvo la suerte de ser siempre figura. Su titularidad nunca estuvo en duda, ni siquiera cuando se perdió los primeros seis meses de 1996 por culpa de una enfermedad, dejándole su puesto al pequeño Frank Lobos. Rendimiento pequeño es el que no puede tener en Colo Colo. El “merecimos ganar” y “fuimos superiores” no se lo comprarán tan fácil como en Unión Española. Ahí hacia lo que quería. Era casi un par de los dirigentes y con poco podría haberse mantenido para siempre en su puesto, Una especie de Arsene Wenger chilensis, liderando un equipo que tenía algunos grandes partidos, pero muy pocos títulos por mas de un lustro.

Sus participaciones en Copa Libertadores fueron lamentables. No por el nivel de juego, sino que por sus excusas grabadas en un caset después de cada eliminación. “Merecimos ganar”, “fuimos superiores”. El 2014 la Unión pudo ser campeón si le ponía un poco de ganas, esas que sí le puso el mediocre equipo de San Lorenzo. Las ganas nunca llegaron de parte del ex jugador del Tigres de Monterrey, que no duró casi nada en México porque nunca se sintió cómodo en la cancha ni en la ciudad. Coca Mendoza y Claudio Núñez venían de ser ídolos. Un dato para entender que sí se podía.

“Coto”, en Colo Colo no te van aguantar más de tres “merecimos ganar” después de tres derrotas. En los equipos grandes se prefiere escuchar “tuvimos suerte” o “merecíamos perder” después de tres victorias. Tus espaldas no serán tan anchas como en Independencia, allá donde Vecchio era un gordo simpático bueno para la pelota o donde Luis Pedro Figueroa estuvo de paso para poder saltar al extranjero. Hasta perdiste puntos por hacer mal los cambios ante Católica y ni se inmutaron. En Colo Colo quizás tampoco te echen, pero el hincha no te perdonará nunca más un “merecimos ganar”.

En Colo Colo se exige rendimiento y profesionalismo. Con Héctor Tapia al “Chupete” Suazo no le quedaba apretada la camiseta y Vecchio sabía que tenía rendir o si no quedaba fuera del equipo. En los amistosos previos y en el debut con Huachipato, estos muchachos “están volviendo a ser como antes”.

Toda esta crítica sería una mierda y apresurada si no hubieras salido con el “merecimos ganar” en tu primera conferencia de prensa. En el Monumental fracasó Espina, echaron a Pizarro, Bsay, Astengo, Luis Pérez y Hugo González, y le pegaron a Barticciotto. Todos ídolos. En Santa Laura quizás tendrás una tribuna a tu nombre, en el Monumental, difícil. Empecemos a hacer la pega “Coto”, el oasis se acabó.

Te “mereces esta columna”. No jodas nunca más con el “fuimos superiores”, por favor.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS