La gran Julio Peralta. La vuelta de Pelotudos con U de Umildad

 

 

pelotudos

Pudimos ser los mejores, pero nos enfermamos. Una vez entrenamos con Guarello en Nick Bolletieri y le ganamos 19 de 20 partidos. Hoy Guarello está nominado a los Premios de Excelencia y nosotros no escribíamos desde la Copa América.

Tenemos 34 años, parecemos de 27, pero nunca cumplimos la mayoría de edad en internet. Hasta La Legal lo hizo, pero nosotros no. Nos enfermamos, nos lesionamos, nos llevó la noche. Lo que hicimos en la noche lo pagamos en el día, eso que al día le pusimos un toldo,  y desaparecimos del mapa. Fuimos muy Pelotudos, hasta pensamos que a Meruane le iría bien en el Festival de Viña y que Claudio Maldonado sería el recambio de Marcelo Díaz en la selección. Maldonado y nosotros nos retiramos.

En el 2014 publicamos una carta que llegó hasta el camarín de Chile de Brasil 2014. En el 2015 adelantamos lo que se le venía a Colo Colo con Coto Siesta y que el Chupete Suazo había vuelto a ser el de antes. Bailábamos con la linda, con Juanita Ringeling, con Pampita y Javiera Acevedo. Nos patearon igual que a todas ellas. Hay que ser muy Pelotudos.

Pero estamos de vuelta. Como Julio Peralta en el tenis. Viejitos rockeros, como Rodrigo Valenzuela, viejitos buenos como Hirohito. Volvimos para quedarnos, como Saviola en River Plate y como Emilio Hernández en la U. Fuimos Sampaolistas y ahora somos Pizzistas. Queremos ganar la Suruga Bank, porque si la perdemos somos una mierda. Nos gusta la Copa Chile y extrañamos la Copa Gato. Queremos un homenaje a Maximo Clavería, no nos gusta el nuevo Show de Goles y tuvimos que reprogramar La Red en el televisor. Fuimos Bielisitas, pero amamos al Clavito. Nos gusta el fútbol noventero. Nos sabemos la formación completa de Colo Colo 1991, de la U 94 y de Católica 1997. Nos dolió la muerte de Andrés Olivares, de Claudio Tello y Luis Carlos Robles. Nos gusta el fútbol más que cobrar el sueldo y contamos en el calendario los días para que vuelva Charles Aránguiz. Creemos que Gary Medel nunca juega mal, le exigimos más a Alexis porque sabemos que puede dar más. Nos enojamos porque en 10 años no ha salido un lateral derecho que apure a Isla. Somos fans de Jorge Valdivia, pero nos gustaría ser como Claudio Bravo en la vida. Nos molestaba la mitomanía de Bonvallet, pero lo encontrábamos un mal necesario. Echamos de menos las barbas de Pedro Reyes y David Gómez. Nos ilusionamos con el Everton del Loco Castillo y con el del Loco Olmos. Le creímos a Corre Corre, todavía tenemos sueño por culpa del Mundial Sub 17 del 93 y de vez en cuando despertamos gritando Pinilla CTM. Nos alegramos con Pini en el Grosseto, con Pedro Morales en el Málaga y con los rumores de que Jorge Vargas pasaba a la Juventus o al Milan. Nos quita el sueño que Fernando Redondo no haya querido jugar más por la selección argentina y que Romario no haya jugado el Mundial 2002. Nos gusta el fútbol más que los desfiles de Toc Show.

Somos Pelotudos. Volvimos en el día que volvió Julio Peralta y que se retira Cuathemoc Blanco. Como dijo el propio mexicano, volvemos con “U de Umildad”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS