Hoy Villalobos es más que Chupete Suazo

 

2059308

¿Qué quiere el hincha colocolino de Humberto Suazo? Que se decidan luego antes que comiencen a desesperarse. Nadie duda que Humberto Suazo está entre los 10 mejores delanteros de la historia del fútbol chileno, quizás siete, quizás cinco. También sabemos que Manuel Villalobos ya no entró a ese selecto grupo de atacantes. Sin embargo, hoy, enero del 2015, el iquiqueño es mucho más delantero que Humberto Suazo, jugando exactamente en la misma posición.

Ambos, Villalobos (34 años) y Suazo (33 años) han sentido el paso de los años y han debido retrasar su posición. Sus DTs saben que si quieren alinearlos deben pensar en otro hombre que se encargue de ser el delantero de área. En Iquique es Gómez y en Colo Colo es Paredes. La diferencia es que Villalobos sabe exactamente dónde pararse, cómo habilitar en profundidad y cuándo debe intentar llegar al gol por su propia cuenta.

Suazo, desde su última época en la selección chilena, que es un jugador híbrido y que pierde consistencia en sus dos funciones: no es habilitador, ni es goleador. Ojo, en los últimos 3 años. Antes era un depredador del área. Nostálgico, no ha querido perder su rol de de finiquitador, pero hasta los más grandes lo han resignado. Thierry Henry y Dwight Yorle, por ejemplo, terminaron alineando casi parados al lado del volante de contención y jugaron hasta los 40 años. Los que quisieron seguir siendo 9, debieron abandonar mucho antes, cuando el físico, y las estadísticas, no daban para más.

Volviendo a Suazo-Villalobos, el ondulado sabe perfectamente que él antes que todo es habilitador. Se para como 10 y reparte juego hacia todo el frente de ataque. Suazo, en cambio, se ubica como pivote, y aparte de descargar hacia los lados o devolver una pared, no es mucho el daño que hace en ese último toque.

Que no se malentienda. Quien escribe, y todo el staff de Pelotudos, se declara Suazista y se le reconoce todo lo que hizo por Colo Colo, la Roja, Monterrey e incluso el Zaragoza, cuando nos tuvo ilusionados por seis meses viendo la liga española. Con él en cancha en un 100% nos iba mejor en Sudáfrica 2010. No hay duda. Pero también sabemos que ya no es el goleador que conocimos. Aquel que no se le podía reemplazar porque en el minuto 90+4 te sacaba un derechazo imparable. Ante Iquique, Tapia debió sacarlo cuando quiso ir a buscar el partido con todo y se la jugó por su tridente Flores-Paredes-Delgado. Nelson Acosta, por su lado, sacó a sus otros delanteros y dejó a Villalobos en cancha. Con una genialidad definió el partido.

Si el hincha de Colo Colo quiere al Suazo que partió el 2007, que no se asuste cuando se escuche criticándolo. Hoy Suazo es otro. En Monterrey jugaba hasta con tres delanteros a su lado (César Delgado, Dorlán Pabón, Andrés Ríos, Lucas Silva, entre otros) y en muchos partidos, cuando el físico predominaba, no fue ni titular. Como en la ida ante el América en semifinales de playoffs, por ejemplo. Jugó la vuelta cuando la serie estaba definida y sólo para despedirse en cancha del Monterrey.

Suazo, goleador extraordinario, no dudo que será un aporte para Colo Colo rodeado de buenos jugadores. Pero sin enojarse cuando se te critique por la relación sueldo-eficacia, currículum-actualidad, antiguos números y números 2015. Ya te enojaste una vez y te fuiste de la Roja. Los hinchas necesitamos al Chupete de corazón amateur de San Luis de Quillota, remándola desde atrás. Otro reto para su más que exitosa carrera.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS