Estos son algunos de los arqueros chilenos más malos de la década de los ’90

 

Seguramente usted los recuerda, pero no por sus atajadas ni por ser figuras. Muchos se les vendrán a la mente por sus “chambonadas” y otros porque los escuchaba cada vez que daban las bancas.

Jorge Cortés: El ’93 lo pidió Jozic en Colo Colo… pero para ser el TERCER portero… Vivió sus mejores momentos en Everton y Palestino. ¿Su gran particularidad? Usaba pantalones largos.

cortes

Arturo Palma: Su promedio arroja que nunca jugó más de tres partidos al año… Dicen las malas lenguas que hasta su partido de despedida lo empezó en el banco. Fue suplente en Palestino, Audax, entre otros.

palma

Johnny Pérez: Vivió sus cinco minutos de fama en el Coquimbo ’92 que estuvo en Libertadores. Después sólo le alcanzó para hacer banca en Rangers, Cobresal y Unión.

perez

Quemel Farías: Su raro nombre y su bigote lo hicieron más conocido que sus atajadas. Jugó harto en La Serena, pero no hizo mucho más.

farias

Gerard Reiher: Fue mundialista juvenil en el ’87, pero después se fue a pique. Con decir que fue suplente de Quemel Farías en La Serena.

reiher

Walter Mella: Alguna vez estuvo en la U, pero después se dedicó a pasear por Chile haciendo banca.

walter_mella

Pablo Peñailillo: Alguna vez fue una “joyita” de la cantera del Vial, se fue a la U, pero después deambuló sin suerte por varios clubes. Casi siempre como suplente. Tenía cosas de Navarro Montoya… como la misma camiseta.

peñailillo

Marcelo León: Tenía una pinta que no lo hacía pasar inadvertido, pero de atajar, no mucho. Igual se las arregló para dejar huella en Temuco y ser muy querido.

leon

Jacob Barraza: En Antofagasta fue titular permanente, pero eso pasó sólo porque su suplente era Walter Cordero. Su carrera terminó con un descenso a TERCERA! en Linares.

barraza

Walter Cordero: Hoy tiene una escuela de arqueros donde de seguro enseña a cómo divertirse en la banca, ya que ahí pasó gran parte de su carrera. “Jugó” en Rangers y Antofagasta, entre otros.

cordero

Raúl Imilpán: Tenía el cariño de Osorno por ser de la zona, pero la gente sufría cada vez que se calzaba la uno. Siempre le traían a un argentino y el era su eterno suplente.

imilpan

José Yates: Unos buenos partidos en Rangers encandilaron (y enceguecieron) a Colo Colo que lo compró. No jugó casi nada y después pasó sin pena ni gloria por clubes menores.

yates

Guillermo Rojas: Una vez Colo Colo le hizo 10 goles en un partido y eso ya es mucho decir. En Atacama es recordado sólo por eso.

Andrés Romero: Lo apodaban el Loco porque le gustaba hacer morisquetas, saltitos o bromas mientras estaba en el arco… Eso era unas dos o tres veces por año… Estuvo casi siempre en Palestino. Hoy entrena arqueras en Colo Colo.

ROMERO

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS