Carta abierta a David Pizarro: Despreciaste a la Roja y eso no se perdona

 

Clasificatorias Mundial Brasil 2014. Chile - Bolivia

¿De qué nos sirve un jugador que sólo está en las buenas con la selección? ¿Y que más encima hay que rogarle para que vuelva? Dicen que podía haber sido un buen líder en este equipo, pero yo me pregunto, ¿acaso un buen líder no debe demostrar esa condición cuando las cosas andan mal? Si Pinilla se iba de farra en esa selección de las clasificatorias 2002 o 2006, por qué él no le paró el carro, le habló y le hizo ver el mal que le hacía al grupo… Pero el eligió lo fácil… No jugar más con la hermosa camiseta roja e irse a Italia, donde nadie lo molestaba y donde no tenía la responsabilidad de guiar a un grupo descarriado. Así no funciona la cosa con tu patria… Si ves que el barco se está hundiendo debes tomar el mando y no arrancar. Nadie niega tu capacidad con la pelota, pero eso no basta cuando se trata del “Equipo de Todos”. Me da lo mismo que para los 18 de septiembre celebres tus goles bailando cueca, eso no te hace más chileno… sí cantar el himno nacional con el escudo en tu pecho.

Después vino toda esa pérdida de tiempo de tratar de convencerte. Primero el Bichi y después Sampaoli se pegaron el pique para hablar contigo, pero te negaste más que la mina linda del colegio, esa que no pesca a nadie porque se sabe deseada. Al final el Pelado te convenció y volviste a jugar. Muchos te dieron como capitán en tu redebut, pero parece que algo le decía a Sampaoli que no podía confiar tanto en alguien como tú.

Estuviste en el tramo final y cuando se logró el objetivo de clasificar, apareciste en toda tu magnitud: te fuiste a Valparaíso y no fuiste a celebrar con tus compañeros. ¿Eso es digno de alguien que debiera ser un líder positivo para el camarín? Yo creo que no y Sampaoli pensó lo mismo.

Muchos dirán que es injusto que el Mati, que juega en tu mismo club pero no brilla sea citado, en cambio tú, que eres figura casi siempre, no estás. pero yo estoy de acuerdo. El Mati es de esos que le hace bien al grupo, que es querido y que no hace problemas por nada. No como tú que te negaste a jugar con la camiseta más linda de todas. Quédate en Italia no más y mira el mundial por TV. Será lo más cerca que te volverás a sentir de nuestra selección.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS MÁS VISTAS